Páginas vistas en total

lunes, 16 de noviembre de 2015

...el San Benito que nos apetezca!

No se cuanto va a precipitar a lo largo de esta estación en los ombligos de las llanuras de Topares. Lo que si se deciros es lo anormal que bajo mi perpectiva presencio este otoño en curso. Un otoño de baja ocupación los fines de semana.Las habituales setas de cardo no asoman sus sombreros en las umbrias mas soleadas .Las nieblas cabalgan dia tras dia en las noches adbicando en un rocio omnipresente y pegajoso. Y para mas inri los dialogos vecinales se convierten en empujones entre sus fornidos pechos. No halago forma alguna a esta estación de hoja caduca .¿Estamos ante un cambio de ciclo? Es posible si atendemos y observamos detenidamente lo que hoy acontece y no sea posible mientras ignoramos cuanto aqui ocurre. Podemos hablar de malas coyunturas o aviones fantasmas que con quimicas nos cambian el tiempo en una decima de segundo. Como poder podemos señalar con nuestros dedos todo aquello que con una minima disección le colocamos de alguna manera el San Benito que nos apetezca.Pero permitirme abandonaros en vuestro vago empeño, yo no entiendo de embrujos y pocimas de entuertos, yo entiendo de daños al borde del Ozono, yo analizo informes de medio mundo y nada asoma con gracia a nuestro tradicional empeño. Debemos reaccionar de una manera proporcional a la invasión de malas praxis por las ya estudiadas consecuencias de un sistema egoista global dañino donde prima la producción en los bolsillos de unos pocos gurus financieros de medio mundo.Debemos entender que para volver a comprender que táctica es la mas adecuada en nuestras producciones de secano debemos no ser  conservadores de humo, hagamos un digno progreso en nuestro esfuerzo si de verdad queremos mantener una historia de vida eterna y de labor agricola desde tan antaño pero por estar bien claro con beneficios a la altura de nuestros equitativos deseos, debemos reaccionar si nuestros bolsillos algun euro quiere entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada